Medicación preparada por un farmacéutico

El farmacéutico prepara su tratamiento cada semana, de forma correcta e individualizada.

Tratamientos más seguros y sin errores

Se evitan los errores en la administración de la medicación, por lo que se mejora la eficacia del tratamiento y, por tanto,
su bienestar y calidad de vida.

Garantía de calidad y seguridad

Los medicamentos son envasados en un dispositivo cerrado herméticamente, de forma que nadie los puede manipular hasta el momento de ser administrados. Así quedan garantizadas su seguridad, estabilidad y eficacia.

 
ventajas_paciente